Rinden homenaje a policía asesinado en La Fortaleza

CORTAZAR, GTO.- Gobierno Municipal y la dirección de seguridad pública, le rindieron un homenaje de cuerpo presente al policía José Antonio Rangel Hernández quien muriera luego de sufrir un ataque a balazos el fin de semana en la colonia la Fortaleza.

Familiares, amigos y compañeros de la corporación, consternados y tristes, aplaudieron a José Antonio que murió en cumplimiento de su deber.

La familia, completamente triste, llegó a las instalaciones de la Policía Municipal con playeras con la foto de José Antonio Rangel para recordarlo.

En un extremo de la cancha, se colocó el féretro donde recibió una guardia de honor por parte de presidente municipal, Hugo Estefania Monroy, el secretario del Ayuntamiento, Javier Díaz, el encargado de la dirección de seguridad pública, Pedro Pérez y el regidor Cristian Campos, integrante de la comisión de seguridad en el Ayuntamiento Cortazarense.

Maria del Carmen Hernández Estrella, madre de José Antonio, con lágrimas en los ojos, recordó a José Antonio.

“Un gran elemento, si a él le hablaban, él iba, un gran hijo, el mejor”, dijo la señora.

La ahora viuda, Laura Patricia Centeno González, durante su mensaje a los presentes, recriminó la falta de apoyo de gobierno municipal hacia los policías, dijo que no bastaba con un homenaje, si no que “todos los días deberían rendirles homenaje a los policías”.

Mencionó que únicamente tiene el ofrecimiento de apoyo de palabra y es la primera vez que ve al presidente municipal, por lo cual espera que le cumplan con lo dicho por las autoridades municipales.

El encargado de la dirección de seguridad pública, a nombre de la corporación, entregó una bandera y una gorra con el logotipo de la policía municipal en señal de respeto por el trabajo desempeñado para velar por la seguridad de los cortazarenses.

Finalmente el cuerpo de José Antonio fue llevado a la carroza de la funeraria para ser escoltado por un contingente de la dirección de seguridad pública que lo acompañó hasta la iglesia y posteriormente a ser sepultado.