Atacan PGJE en sólo 25 segundos

IRAPUATO, GTO.- Bastaron 25 segundos para que tres sujetos perpetraran un ataque contra la Agencia del Ministerio Público de Justicia para Adolescentes en Irapuato. Un ataque que en 25 segundos dejó sin vida a una secretaria ministerial, lesionada a otra más y a un menor usuario del lugar, grave pero estable. 

Fueron 25 segundos, tiempo suficiente para que tres sujetos descendieran de un vehículo rojo con vidrios polarizados para ingresar primero dos de ellos y luego uno más a las oficinas.

La medición es más impactante cuando se considera que de los 25, 17 segundos los delincuentes los utilizaron para bajarse del auto, ingresar y disparar. Los 08 segundos restantes los emplearon para huir.

Era la 1 de la tarde de este martes 13 de marzo. Martes 13, ese que las supersticiones avizorarían de mala fortuna. Martes 13 que los hechos confirmaron como un día complicado en materia de seguridad.

Al lado de las oficinas blanco del ataque, un kinder y atrás una primaria. Los grados de educación  son distintos pero la angustia de los padres era la misma. Los del kínder que estaban a la hora de la salida, procuraban resguardarlos para salir de inmediato del lugar que aún guardaba estela de muerte e incertidumbre.

Al interior de la primaria sólo escucharon balazos y las maestras procuraron que los niños no se dieron cuenta de lo que ellas sabían, era una situación delictiva afuera, justo afuera de sus instalaciones.

El caos vino después cuando por el operativo montado hasta tarde para resguardar la escena del crimen, los niños permanecieron más tiempo del acostumbrado en espera de que quien los recoge, pudiera buscar una ruta para llegar al colegio.

La Procuraduría de Justicia lamentó los hechos y el procurador Carlos Zamarripa instruyó que una célula especializada de la Agencia de Investigación Criminal investigue los sucesos advirtiendo que esclarecerán el caso y llevarán a la justicia a los responsables.

En tanto, una familia y una corporación, llora a la víctima de este hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *