Aplicarán veda a crucíferas del 1 de mayo al 14 de junio en el Bajío

CELAYA, GTO.- Para controlar a la palomilla dorso de diamante, en los municipios del Bajío de Guanajuato se ha establecido el periodo de veda de siembra de crucíferas del 1 de mayo al 14 de junio, informó la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR).

Lo anterior implica que no debe estar establecido ningún cultivo de éste tipo en ese periodo de tiempo, por lo que la dependencia estatal exhortó a las y los productores a dejar de plantar desde ahora.

Adicionalmente es muy importante que se eliminen todos los residuos de éstos después del último corte, con el objetivo de no propiciar reservorios de la plaga.

La SDAyR enfatizó que es muy importante respetar la veda y atender las indicaciones precautorias para que la plaga se mantenga bajo control y no ponga en riesgo la producción de crucíferas, que es el sustento de miles de familias y un detonador económico trascendental en el Estado.

Se trata de cultivos como el brócoli, coliflor, rábanos, la col o repollo, coles de bruselas, berros, entre otros.

Asimismo, indicó que la veda aplica para los municipios de Abasolo, Acámbaro, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Celaya, Comonfort, Coroneo, Cortazar, Cuerámaro, Guanajuato, Huanímaro, Irapuato, Jaral del Progreso, Jerécuaro, León, Manuel Doblado y Moroleón.

Así como para Pénjamo, Pueblo Nuevo, Purísima del Rincón, Romita, Salamanca, Salvatierra, San Francisco del Rincón, Santa Cruz de Juventino Rosas, Santiago Maravatío, Silao, Tarandacuao, Tarimoro, Uriangato, Valle de Santiago, Villagrán y Yuriria.

Cabe mencionar que la aplicación de la veda, forma parte de la estrategia que se está implementando para el control de la palomilla dorso de diamante, similar a la que se activó para el control del pulgón amarillo y que tuvo mucho éxito en la entidad, e incluso fue modelo de trabajo a nivel nacional.

Por lo que la Secretaría recomendó que además de monitorear cada 10 días sus cultivos, los productores se acerquen a las instancias correspondientes para tomar las medidas necesarias, entre ellos el Cesaveg, el INIFAP, SDAyR y los técnicos de las empresas con quien tengan contratada la venta de su plaguicida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *