Política de vivienda no provocará burocracia, señala Sedatu

casainfonavit 600x440

MÉXICO, D.F.- Jorge Carlos Ramírez Marín, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), expresó que la política nacional de vivienda no provocará burocracia ni afectará a los desarrolladores habitacionales.

Dijo que durante el 2013 se construirán alrededor de 500 mil casas nuevas, además, de los hogares que se edificarán en el sector rural.

 

En la presentación del Magno Evento Hipotecario Banorte 2013, comentó que los desarrolladores y organismos de vivienda no dejarán de construir casas y que con el paso de los meses, darán a conocer diversos instrumentos para acelerar la transformación del sector.

Ramírez Marín, enfatizó que los desarrolladores del país tendrán tiempo suficiente para adaptarse a los lineamientos de la Política Nacional de la Vivienda.

“Las empresas tendrán tiempo para adaptarse al modelo, y así los mexicanos tendrán su propio techo”, reiteró Ramírez Marín.

Además, dijo que enfocarán todos sus recursos para contrarrestar las carencias del sector rural.

Aseguró que “no hay igualdad de servicios” y que las personas de acuerdo a la zona de la ciudad en la que viven carecen o tienen más beneficios.

Ramírez Marín expresó que dentro de la secretaria se resolverán los problemas de ordenamiento de la propiedad rural y urbana, “todo lo haremos con muchos pasos legales como la unificación de prácticas de los registros públicos de la propiedad”, dijo.

Para el secretario los créditos del Infonavit y los subsidios de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) deberán respaldarse por el plan de desarrollo urbano, esto es, que se darán créditos dentro de una planificación, y los subsidios servirán para ajustar los lineamientos de vivienda.

Ante ello, Germán Ahumada Russek, director general del consorcio ARA, se mantiene con una visión optimista ante la política nacional de vivienda, “todo deberá salir bien, se tendrán que seguir los lineamientos”.

Dijo que todos los integrantes del sector, deberán adecuarse a los cambios, aseguró que las inmobiliarias no necesariamente tienen que trabajar con subsidios, “nosotros a partir de ahora estamos vendiendo todo sin subsidios”.

Ramírez Marin dijo que el gobierno no deberá ser parte del desorden, tendrá que convertirse en un factor principal de orden y facilitar entre las autoridades, desarrolladores y la banca políticas claras, ello será la parte evidente de la solución.

Ramírez Marín mencionó que continuará con el abatimiento del rezago habitacional, esto es, que no se dejará de hacer vivienda nueva, y coincide con las palabras del presidente Enrique Peña Nieto “no vamos a detener el tren de vivienda”.

“Si ya logramos que los mexicanos no fumen en lugares cerrados, podemos hacer cualquier cosa”, enfatizó.

Grupo financiero Banorte dio a conocer que para este 2013 destinará una derrama crediticia de 30 mil millones de pesos para el desarrollo de vivienda en nuestro país.

Banorte-Ixe expresó que apoyará la generación de vivienda, para que los empresarios del sector, cuenten con las herramientas, y así los mexicanos podrán formar su patrimonio a través de una vivienda propia.

Top